PURIM

El 14 del mes de adar se festeja Purim, una festividad muy alegre en recuerdo de la salvación de los judíos de la matanza en el reino de Persia (en ciudades amuralladas como Jerusalén se festeja al día siguiente). Los disfraces de los niños, las matracas y la lectura del Libro de Esther son los hechos salientes de esta hermosa festividad.

 

 

Significado

Si indagamos en el significado etimológico, vemos que la raíz “Pur” alude a echar suerte y es un derivado del acadio: “tirar los dados” (Purim, a su vez, es el plural de Pur). Y estas suertes echadas que nomina la palabra Purim están descriptas en la historia que se desarrolla en el relato del Libro de Esther (Meguilat Esther). Allí se nos cuenta que en la época en que el Imperio Persa era una de las más vastas extensiones del mundo (abarcando desde Etiopía a la India), el reino era gobernado por el irresoluto rey Asuero, casado con la hermosa Esther. El tercer protagonista de la historia es el primo y padre adoptivo de Esther, Mordejai (ambos de origen judío). Este le advierte al monarca, al comienzo del relato, acerca de un complot en su contra y al final el rey lo recompensa con honores.


La cuarta figura de esta narración es el visir Hamán. Este personaje logró persuadir al rey para que firmara un decreto de exterminio contra todos los judíos del reino. Para conseguir sus propósitos argumentó -como lo han hecho en la historia diversos genocidas- que “ellos tienen leyes distintas” y que “no nos conviene” tolerarlos. La saga tiene un final feliz, el rey acepta los argumentos de Esther a favor de los judíos y se arrepiente de la medida anterior. Los judíos se agrupan, se defienden y se salvan del exterminio. Incluso la horca destinada a Mordejai sería luego usada para ahorcar al vil Hamán. Según la narración, fue una mujer, Ester, la que con la ayuda divina, ha salvado a todo un pueblo.


La fecha para el exterminio habría sido determinada por los persas en el acto de echar suertes, recayendo en el 13 del mes hebreo de Adar. La celebración del Purim es entonces al día siguiente, el 14 del mes de Adar. La celebración de Purim simboliza hoy, con una perspectiva más generalizada, la liberación y salvación de cualquier intento de genocidio, en cualquier tiempo y lugar. De alguna manera esta festividad representa el triunfo del bien sobre el mal y de la humanidad sobre el racismo y el fanatismo.

 


Origen

La festividad del Purim es una celebración que tiene unos 2350 años. La evocación se basa en el relato del Libro de Esther. Es el tiempo en que los disfraces, las máscaras y el bullicio ganan las calles de la mano de los niños judíos observantes. El estilo de celebración del Purim es distinto al del resto de las festividades judaicas, ya que no sólo se relata la historia sino que se la actúa. Los niños se disfrazan de los personajes de este curioso relato.

 


Costumbres

Las tradiciones asociadas con Purim son muy coloridas en los disfraces de los niños y hasta de los adultos. Esta costumbre provendría de la frase bíblica “Y Yo he de ocultar Mi rostro en aquel día” (Devarím 31:38) Las palabras hebreas que se utilizan para “he de ocultar” son “haster astir”, presentando gran similitud con la palabra Esther (la heroína de Purim). La tradición judía asoció a Hamán con un malvado rey amalequita llamado Agag, por lo que se lee un párrafo dedicado a este rey, enemigo y también derrotado por los hijos de Yisra'el. 

 

Es obligatorio además festejar Purim con un banquete y dar dádivas a los pobres. Respecto de las oraciones agregadas para esta festividad, además del Libro de Esther, debe sumarse el párrafo Al Hanisim (por los milagros) en el Birkat Hamazon y en la Amidá. Además, hasta en la comida nos burlamos del malvado Hamán  por lo se acostumbra a comer unos pasteles llamados “orejas de Hamán”. La festividad de Purim tiene cuatro mitzvot que le son características y que nos ayudan a conectar con diferentes sentidos de esta festividad.

Las cuatro mitzvot de Purim son:

  1. La lectura de la Meguilá.
  2. Mishloaj Manot.
  3. Matanot LaEvionim.
  4. El banquete festivo.

 

 

LECTURA DE LA MEGUILÁ

Megilat Ester es la única de las megilot que leemos en la Sinagoga o Kehiláh de una megilá (rollo escrito a mano por un sofer) y decimos bendiciones por el cumplimiento de esta mitzvá. Si bien en la Sinagoga o Kehiláh hay una persona que lee públicamente la Megilá, idealmente cada creyente debería seguir la lectura desde el rollo. La megilá es leída tanto por la noche (luego de la plegaria de Arvit) como por durante el día (luego de Shajarit). Es costumbre hacer fuertes ruidos al escuchar el nombre del malvado Hamán mientras este es pronunciado por quien lee el texto.

 


MISHLOAJ MANOT

En Purim acostumbramos regalar comestibles a nuestros seres queridos así como recibirlos también de ellos. Esta Mitzvá no está vinculada a la ayuda a los necesitados, sino que la idea es compartir cosas ricas con amigos y familiares. Es tradicional regalar diferentes comidas para las cuales correspondan diferentes bendiciones (Mezonot, Pri haEtz, Pri HaAdamá, SheHakol).

 

 

MATANOT LEEVIONIM

Es mitzvá en Purim dar regalos a gente necesitada. Estos pueden ser comestibles, ropa, útiles escolares o cualquier otro ítem que aliviane la necesidad de quien sufre carencias materiales. Al igual que con la mitzvá de Tzedaká, incluso quienes no viven una situación de abundancia están obligados a cumplir el precepto.

 

 

EL BANQUETE FESTIVO

Durante la festividad de Purim acostumbramos tener un banquete festivo en el cual se bebe y se come en abundancia. Se acostumbra concurrir disfrazado y durante el banquete tienen lugar canciones, números artísticos y demás actividades alegres. Contrariamente a lo que muchos creen, en Purim no debemos emborracharnos. Si bien las fuentes enseñan que en este día podemos beber un poco más de alcohol que lo que usualmente bebemos, la tradición judía tiene al cuidado de la vida como uno de los valores más elevados y por lo tanto no debemos hacer nada que ponga en riesgo nuestra integridad o la de quienes nos rodean. En Purim hay algunos cambios en la liturgia diaria:

  • El párrafo "al haNisim" es agregado durante las Amidot y en el Birkat HaMazón.
  • Se lee la Torá la mañana de Purim.
  • No se recita Tajanún.

Si bien lo ideal es dedicar todo el día a conmemorar la salvación del pueblo judío en tiempos de Ester y Mordejai, Purim no es técnicamente Iom Tov. Esto implica que está permitido realizar en ese día tareas que están prohibidas en Shabat y otras festividades como cocinar, conducir, escribir, etc.


Gastronomía Orejas de Hamán (origen Italia)

INGREDIENTES

· 2 Huevos

· 1/3 de taza de vino blanco

· 1/3 de taza de aceite

· 2 cucharadas de azúcar

· 1 pizca de sal

· cáscara rallada de ½ limón o naranja

· harina, la necesaria

 

PREPARACIÓN

Batir los huevos con el azúcar. Agregar la sal, el vino, el aceite y la ralladura de limón o de naranja. Vertir harina hasta obtener una masa lisa y homogénea. Extenderla hasta 0.3 cm de espesor y cortar en tiras de 15 cm de largo. Girarlas en las manos dándoles forma de collar de perlas, hacerles nudos dándoles el formato deseado y freírlas en aceite bien caliente. Retirar con la espumadera, colocarlas en papel absorbente y espolvorear con azúcar impalpable.