Matityah de Shem Tov

Quiero presentarles la edición en español o bilingüe corregida de la Besorá de Matitiyah de Shem Tov (Evangelio de Mateo). Además quiero presentarles la edición en español o bilingüe corregida de la Besorá de Matitiyah de Shem Tov. Además se agrega en ella, la inclusión de una explicación basada en Shem Tov sobre la Tevilah en el nombre de Yeshúa. El presente manuscrito, data de copias realizadas por Shem Tov en el siglo XIV y tiene muchas diferencias textuales, a las copias de copias de copias del siglo XVI, de donde se tradujo la versión distorcionada de la Biblia cristiana "Reina-Valera". Según los estudios realizados recientemente, se cree que éste puede ser una capia del texto original escrito por Matityah, talmidín de Yeshua. Si es así, estamos frente ante una copia del texto hebreo escrito por Matityah. Y no frente a un texto traducido del hebreo al griego, del griego al latín y de nuevo al hebreo. Hay una riqueza literaria indescriptible cuando se estudia un texto desde su original o cuando conserva la mayor parte de éste. Es por ello, que les presento esta copia, para que juntos podamos estudiarlo con mayor profundidad. 

 

¿QUIÉN FUE SHEM TOV? 

Shem Tov ben Isaac Ibn Shaprut, nacido en Tudela (Navarra) a mediados del siglo catorce, fue un sefardita muy versado en los estudios bíblicos y talmúdicos, un hábil polemista y un defensor apasionado de su fe hebrea (de la que dio muestras en la controversia judeo-cristiana organizada en Pamplona en 1375 por el cardenal Pedro de Luna, más tarde Benedicto XIII). Poco después de aquel acontecimiento, tuvo que abandonar Navarra e instalarse (con autorización real promulagada en Valencia) en Tarazona (Zaragoza), donde ejerció la medicina. Aparte de algunas traducciones al latín de textos médicos de Averroes, escribió una obra de polémica anticristiana: Even Bojan (Piedra de toque), concebida para ayudar a sus correligionarios en las frecuentes controversias religiosas de la época. Dicho tratado contiene la traducción al hebreo de extensos pasajes de los cuatro Evangelios; un supercomentario (Tzatnat Paneaj) al comentario al Pentateuco de Avraham ibn Ezrá y otra de explicación a algunos pasajes hagádicos del Talmud: Pardés Rimonim.

Desde fechas tempranas es conocido que "el evangelio de Mateo" fue escrito en hebreo, y que dicho texto hebreo era utilizado por los Nazarenos. Así, por ejemplo, Jerónimo (331-420), autor de la versión latina de las Escrituras conocida cómo ‘La Vulgata’, confirma la existencia de la besoráh hebrea de Matityah y declara: "Mateo, que es también Leví (...) compuso un evangelio (...) en el idioma y caracteres hebreos (...) Además, el mismo está preservado hasta este día en Cesarea, en la biblioteca tan diligentemente coleccionada por el mártir Pamphilus". (Catálogo de Escritores Eclesiásticos) Y este evangelio hebreo confirma un hecho ahora reconocido: el de que los versículos que hoy en día leemos al final del capítulo 28, no son realmente cómo los redactó el sh'liaj Shaúl.

También el historiador cristiano Eusebio de Cesarea (263-339), heredero de la extensa biblioteca Pamphilus, que conservaba una copia del texto original de Matityah, si no el texto original mismo, confirma también en capítulo 24 del tercer libro de su Historia Eclesiástica, que Matityah "escribió en hebreo el Evangelio que lleva su nombre". Una de las copias de este evangelio fue hallada dentro de un tratado judío sefardí del siglo XIV, conocido con el nombre de Even Bojan y completado alrededor del año 1385 por el médico judío Shem Tov Ben Isaac Ben Shaprut, en Tarazona de Aragón (España). Shem Tov compiló la Besoráh hebrea de Matityah en 18 manuscritos, basándose seguramente en las copias de anteriores copistas judíos. Esta opinión es sostenida por George Howard, quien pone de manifiesto que la redacción del evangelio hebreo de Matityah no puede explicarse cómo una traducción del griego. De hecho, frecuentemente se emplean en sus expresiones ‘paronomasias’, frases construidas a base de palabras que derivan de raíces fonéticamente semejantes, pero que tienen significados diversos (juegos de palabras). Esta clase de redacción está destinada a embellecer el texto y es característica en la narración de las Escrituras hebreas. Estos son pues los versículos que concluían en tiempos de Eusebio, "el evangelio griego de Mateo" y los siguientes son los que concluyen el evangelio hebreo compilado por Shem Tov, con su traducción:"Yeshúa se acercó hacia ellos y les dijo: “A mí se me ha entregado todo el poder en loscielos y la tierra, vosotros id a ellos y cuidad de ellos para que cumplan todas las cosas que he mandado. (Estoy) con vosotros hasta siempre”.

 

¿APARECE el Tetragrama Y-H-W-H en el texto hebreo de Shem-Tov? 

No, no aparece. Sin embargo, dicho texto de Matityah sí utiliza la expresión Ha'Shém (completa o abreviada) diecinueve veces. La expresión hebrea Ha'Shém significa “El Nombre”, e indudablemente se refiere al nombre divino. Por ejemplo, en el texto de Shem-Tov aparece una forma abreviada de Ha'Shém en Matityah 3:3, donde Matityah citó de Yeshayah 40:3. Es razonable llegar a la conclusión de que cuando Matityah citaba un versículo de las Escrituras Hebreas en el que aparecía el Tetragrama del Nombre divino Y-H-W-H, incorporaba el nombre divino en su Besoráh. Así pues, aunque el texto hebreo que presentó Shem-Tov no emplea el Tetragrama Y-H-W-H, el hecho de que utilice “El Nombre”, como lo hace en Matityah 3:3, respalda el uso del “Nombre Kadosh” en las Escrituras mesiánicas. Shem-Tov copió el texto hebreo de Mateo en su polémica obra intitulada "Éven bójan". Ahora bien, ¿de qué fuente provino ese texto hebreo? El profesor George Howard, que ha investigado ampliamente el asunto, piensa que “el texto hebreo de Mateo copiado por Shem-Tov se escribió en los primeros cuatro siglos de la era cristiana”. Howard comenta: “La versión hebrea de Mateo incorporada en este texto tiene la característica particular de que difiere en mucho de la versión canónica de Mateo en griego”. Por ejemplo, según el texto de Shem Tov, Yeshúa dijo en cuanto a Yojanán: “En verdad les digo: Entre los nacidos de mujer no se ha levantado ninguno mayor que Yojanán el Inmersor”. Sin embargo, omite las siguientes palabras de Yeshúa: "Mas el que sea de los menores en el reino de los cielos es mayor que él” (Matityah 11:11).

 

Así mismo, hay muchas diferencias entre el texto hebreo existente de las Escrituras Hebreas premesiánicas y la redacción del texto correspondiente de la Septuaginta griega. Aunque reconocemos sus diferencias, tales textos antiguos tienen su lugar en el estudio comparativo. Como se indicó anteriormente, el texto de Mateo copiado por Shem-Tov utiliza “El Nombre” (ha'Shém) en pasajes donde existen buenas razones para creer que Matityah en realidad empleó Y-H-W-H. Por consiguiente, desde la década de los cincuenta hasta ahora se ha utilizado el texto de Shem-Tov para respaldar el uso del nombre divino en las Escrituras griegas-mesiánicas, y aún se cita en varias versiones literales modernas con notas y referencias.

 

Aspectos importantes del idioma hebreo en Shem Tov 

Como ya dijimos, parece ser que Matityah primero escribió su Besoráh en hebreo. Entonces, ¿qué palabra usó en Matityah 24:3, 27, 37, 39? Las versiones de Matityah traducidas al hebreo moderno contienen una forma del verbo boh’, tanto en la pregunta de los Sh'liaj como en la respuesta del Rabenú Yeshúa. En tal caso, el texto rezaría: “¿Qué será la señal de tu [boh’] y de la conclusión del sistema de cosas?”, y: “Así como fue en los día de Noaj, así será la [boh’] del Hijo del hombre”. ¿Qué significa boh’?" Si bien tiene varios sentidos, el significado primario de la palabra hebrea boh’ es “venir”. El Diccionario Teológico del "Antiguo Testamento" dice: “Aparece 2.532 veces [...], el verbo [boh’] es uno de los más empleados [...] y el más frecuente entre los verbos de movimiento”. (Bereshit 7:1, 13 / Shemot 12:25; 28:35 / Sh'muel Bet 19:30 / Melajím Bet 10:21 / Tehil 65:2 / Yeshayah 1:23 / Yejezqel 11:16 / Daniyel 9:13 / Amós 8:11.) Si el Rabenú Yeshúa y sus talmidím hubieran utilizado una palabra con tan amplia gama de significados, el sentido pudiera ser debatible. Pero ¿fue así?"

 

Tenga presente que las versiones hebreas modernas son traducciones que posiblemente no reproduzcan con exactitud lo que Matityah escribió en hebreo. El hecho es que el Rabénu Yehoshúa pudo haber usado otra palabra en vez de boh’, un término de significado similar a "pa·rou·sí·". Esta es la idea que se expone en el libro Hebrew Gospel of Matthew (El Evangelio hebreo de Mateo), del profesor George Howard, publicado en 1995. El libro se centra en la invectiva que escribió en el siglo XIV el médico judío Shem-Tov ben Isaac Ibn Shaprut contra la cristiandad. Este escrito contiene un texto hebreo de la besoráh de Matityah. Se cree que el texto de Matityah no se tradujo del latín ni del griego en el tiempo de Shem-Tov, sino que es mucho más antiguo y que se redactó originalmente en hebreo. De modo que puede darnos una visión más aproximada de lo que se dijo en el monte de los Olivos.

 

El texto de Matityah de Shem-Tov no utiliza el verbo boh’ en Matityah 24:3, 27,39, sino el sustantivo afín bi·’áh. Este nombre aparece en las Escrituras Hebreas premesiánicas solo en Yejezqel 8:5, donde significa “entrada”. Bi·’áh no expresa en este texto la acción de venir, sino que se refiere a la entrada de un edificio; cuando uno se halla en la entrada o en el umbral, está en el edificio. Además, algunos documentos religiosos extrabíblicos que se encontraron entre los Rollos del Mar Muerto suelen emplear bi·’áh con relación a la llegada o el comienzo de los oficios sacerdotales. (Véase 1º Crónicas 24:3-19 / Luqá 1:5, 8, 23). Y una traducción de 1986 de la antigua Peshitta siriaca (o aramea) al hebreo contiene bi·’áh en Matityah 24:3, 27, 37, 39. De modo que hay prueba de que en tiempos antiguos el sustantivo bi·’áh pudo haber tenido un sentido algo diferente del que tiene en las Escrituras el verbo boh’. ¿Por qué nos interesa este hecho? Es posible que tanto los apóstoles en la pregunta como el Rabénu Yehoshúa en la respuesta usaran este nombre bi·’áh. Aun si los Sh'liajím solo tenían presente la idea de la llegadafutura de Rabénu Yehoshúa, puede que este empleara bi·’áh para dar a su respuesta una amplitud mayor que la que ellos esperaban. Tal vez el Rabenú Yeshúa señalara a su llegada para dar comienzo a su nuevo cargo en función sacerdotal de Kohen Ha'Gadol; su llegada sería el principio de su nuevo cometido en la Tierra, su entrada a Tzión. Esto encajaría con el sentido del término pa·rou·sí·a que aparece en el griego de Matityah después. Naturalmente, tal uso de bi·’áh apoyaría que la “señal” visible de fenómenos extremecedores mundiales que dió el Rabénu Yehoshúa como indicación de que él estaba a punto de entrar en sus nuevas funciones terrestres como Mélej y Kohen Ha'Gadol de toda la humanidad.

 

En la actualidad, la versión Shem Tov del evangelio de Matityah se halla en las siguientes bibliotecas:

  • Biblioteca de Rijksuniveriteit, Leiden, Holanda.
  •  Biblioteca Add. No. 26964, Ms. Heb. 28, 
  • Biblioteca de Rijksuniveriteit, Leiden
  •  Biblioteca Bodeleian, Oxford, U.S.A., Ms. Mich. 119.
  •  Biblioteca Bodeleian, Oxford, Ms. Opp. Add. 4' 72.
  •  Biblioteca Bodeleian, Oxford
  •  Biblioteca del Seminario Teológico Judío de América, Nueva York. U.S.A.